30.jun.2016 / 01:38 pm / Haga un comentario

omarEn opinión del director de Organización y electoral del PSUV, diputado Omar Hernández, “la MUD en el Táchira también salió derrotada de manera contundente en la reciente jornada de validación de firmas pro revocatorio ante el CNE, donde de 52 mil 039 firmas aprobadas sólo logró validar 18 mil, que equivalen apenas a 24 % de validaciones”.

En rueda de prensa, junto con dirigentes del PSUV, Hernández precisó: “El mega fraude denunciado por Jorge Rodríguez, vicepresidente de Asuntos electorales de nuestra organización, es similar al ocurrido en el Táchira, ya que la MUD trató de hacer creer que habían recogido más de 100 mil firmas; pero en días siguientes informaron eran 93 mil rúbricas y que, al ser revisadas para validarlas se constató que las cajas solo contenían 74 mil 277 firmas, sin contar que la comisión conformada para garantizar la veracidad de las mismas determinó que 22 mil 238 firmas eran planas”.

Precisó que: “Al verificarse las 22 mil 238 firmas planas solo quedaron 52 mil 039 firmas, de las cuales se validaron solo 18 mil, para un total de 24 % de validaciones, mientras que han tratado de generar una matriz de opinión de que el CNE aplicó operación morrocoy, que no es cierto porque lo que se hizo fue apoyar de manera imparcial este proceso, tanto así que se instalaron 14 máquinas solo en un punto de validación”, alegó.

“Este resultado demuestra la derrota contundente sufrida por la MUD, cuando los presuntos firmantes no fueron a validar sus firmas, que no pueden ahora excusarse en una supuesta operación morrocoy, ya que permanentemente las personas tuvieron acceso a la validación que facilitó el CNE en el proceso de los diferentes puntos”.

Indicó que: “Ante la presión, el chantaje y el lloriqueo de la derecha, el CNE aprobó además cuatro puntos más de validación, donde las máquinas trabajaron más de siete horas diarias en algunos puntos, porque se permitió después de las 3 de la tarde atender 60 personas más por máquina, lo que alargaba la atención hasta las cinco de la tarde”.

Refirió que: “En un estudio hecho en el simulacro de estas validaciones, una persona duraba 25 segundos para validar su firma, lo que significa que en 14 máquinas pudieron haber revisado más de 54 mil firmas, pero en el Táchira con esa cantidad de máquinas en los cuatro puntos de validación solo lograron 18 mil firmas, que representan el 24 % de las firmas recolectadas”.

En este sentido, señaló: “De ese 24 % de firmas validadas, 60 % corresponden a personas mayores de 60 años, lo que significa que se trata de adultos mayores vulnerables, situación que demuestra aún más la manipulación con la que han actuado cuando, con o sin voluntad propia, fueron llevados a validar sus rúbricas porque el pueblo, los trabajadores y los hombres y mujeres del Táchira ya no creen en la derecha, cuyo interés superior son las ansias de poder, que en esta entidad se pelean Primero Justicia y Voluntad Popular, cuyos militantes también usurparon identidades haciéndolos aparecer como solicitantes del revocatorio”.

“Es tal la desfachatez que llevaron personas con diversidad funcional o discapacidad motora a validar las firmas, lo cual demuestra que la MUD se aprovechó de los grupos humanos más vulnerables para lograr 18 mil firmas validadas”, destacó.

Ratificó Omar Hernández que ante esta derrota para la MUD, la organización “tendrá que enfrentar una demanda por el fraude descubierto, por lo cual acompañaremos al Ministerio Público a todas las personas a quienes se les violentaron sus derechos electorales y utilizaron firmas e identidades sin su consentimiento para que respondan por este accionar delictivo”, apuntó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.